Reto 15 Días [Día doce] Hotel

Yo hombre, tú niña…

Y aquella tarde dominical, al salir del hotel abrazado de aquella linda chiquilla, el sol comenzaba a ponerse en el horizonte con sus destellos en rosa y violeta, como dando testimonio público del acto consumado momentos atrás.

A lo lejos, quedo pero contundentes, se escuchaban los acordes y el texto de Juan Carlos Calderón:

Tú hombre, yo niña,
nos separan casi más de veinte años.
Tú hombre, yo niña,
el amor no sabe nuestra edad.

Tú hombre, yo niña,
así son las cosas de la vida.
Tú hombre, yo niña,
un amor para la eternidad…

Claro, ésto sólo ocurre en las telenovelas. 8)

Reto 15 Días [Día once] Monstruo

Monstruo

Al igual que Victor Frankenstein todos llevamos un monstruo por dentro. De cierto modo lo vamos creando con ideales, sueños, aficiones, amistades, objetos y una serie de influencias que orbitan a nuestro alrededor. No nos damos cuenta, porque creemos que estamos construyendo algo maravilloso y perfecto.

A veces el monstruo suele ser hermoso a primera vista; atractivo y perfectamente esculpido, pero si lo diseccionamos vemos que en sus entrañas puede ser vacío y miserable, y terminamos por caer en cuenta que su construcción fue en vano.

Pero también está el que es repulsivo a la vista y a la vez con una maquinaria perfectamente armónica y equilibrada, pero nos da tanto temor convivir con él que terminamos por destruirlo.

Dios creó a su propio monstruo para después destruirlo. En el Cristianismo se llama Judas, personaje odiado por traidor. Pero entonces concluyo que no se trata más que de una pobre e inocente creatura que fue utilizada y manipulada para llevar a cabo ciertos designios que ya estaban escritos; de lo contrario, ¿cómo se explicaría el épico y fascinante desenlace de La Pasión sin su participación?

¿Cómo es tu monstruo? ¿de qué materia prima lo has construido? ¿de qué forma piensas destruirlo?

-Acerca de la foto

No se trata de una máscara de látex, como piensa todo mundo cuando la ve. Es una escultura a escala 1:1 –entiéndase, tamaño real- de Boris Karloff en edición limitada de 12500 piezas.