La Vie En Rose

Hoy se cumplen 44 años de la muerte de Édith Giovanna Gassion, conocida por el mundo como Édith Piaf, la más enorme intérprete de la canción francesa que jamás haya existido. Murió en la aldea de Plascassier y cladestinamente fue transportada a Paris para que al día siguiente se dictaminara su muerte oficial el día 11 de octubre.

Édith PiafUna mujer con una vida breve, intensa, trágica y legendaria que nació del vientre de una madre alcohólica, bajo un farol de la calle, sobre la capa de un policía, y que más tarde fuera abandonada a una casa non santa bajo la crianza de las prostitutas que ahí trabajaban.

A los 17 años quedó embarazada de un golfo y parió a una hija que moriría dos años después. Fue cantante ambulante en los barrios y tugurios más miserables de París, su talento fue descubierto en la calle y poco a poco se convirtió en la gran figura internacional que diera identidad a la música popular francesa en salas de concierto.

Fue Louis Leplée, su descubridor, quien la bautiza como “La Môme Piaf” (el pequeño gorrión) por su breve estatura de 1.40m y su sensible vibrato vocal.

Por su corazón circularon varios hombres, romances y matrimonios. Se dice que también sostuvo un idilio con Marlene Dietrich, una de las vamps más famosas de la época. Sin embargo el verdadero amor de su vida fue el boxeador Marcel Cerdan, quien muere en un avionazo que provocó un oscurecimiento definitivo en Piaf, volviéndola alcohólica y adicta a la morfina.

Édith Piaf murió deteriorada y enferma a los 47 años.

Era tan extraordinaria que, sin ser bella y sin tener cuerpazo, nunca necesitó hacer circo, maroma y teatro para llamar la atención en el escenario. Vestía siempre de negro, sin accesorios y con el mínimo de maquillaje. Nada más se paraba, abría la boca y cantaba con la mirada concentrada en un punto fijo; eso bastaba para que el público prestara atención a un sólo objetivo: su interpretación y su inimitable capacidad de autodestruir sus emociones cada vez que le cantaba al dolor, a la pobreza y al amor. No tenía necesidad de salir colgada de mecates ni de ir con el cirujano plástico para luego encuerarse en las revistas como ocurre con las starlettes actuales.

Recientemente se hizo una película de su vida, La Môme (La Vie En Rose), el trailer es impactante, ya se ha llevado algunos premios en festivales y, por lo que se ve en algunos clips, puede que llegue a colarse al Oscar. Marion Cotillard, triunfadora en Cannes (2004) parece sacar la casta al encarnar a Piaf.

Anteriormente ya se había hecho Édith Et Marcel, pero sólo abordó el tema del romance con el boxeador; esta reciente cinta nos cuenta desde su niñez hasta su muerte. También se hizo en el pasado un musical de teatro con la extraordinaria interpretación de Elaine Paige, una de las grandes divas de los musicales londinenses.

Acabo de leer la sinopsis del guión de la nueva película y no puedo esperar a verla. Ojalá que un distribuidor la traiga pronto a México. Mientras tanto el DVD saldrá en Estados Unidos el mes entrante.