Celibato: Entre El Espíritu y La Carne

“Los sacerdotes tenemos miles de tentaciones, el espíritu es fuerte pero la carne es débil”

Padre Alberto capturado por un paparazzoAdmitió el Padre José de Jesús Aguilar Valdés, Subdirector de Radio y Televisión de la Arquidiócesis Primada de México, en una entrevista realizada por Gustavo Adolfo Infante a propósito del escándalo al que se enfrentó el Padre Alberto Cuité, sacerdote católico que fuera sorprendido por la lente de un paparazzo en las playas de Miami mientras se la pasaba de agasajo con una chica en bikini, según revelan las imágenes publicadas por la revista TV Notas.

El Padre Alberto, es figura pública muy taquillera entre la comunidad hispana de la unión americana gracias a sus programas de radio y televisión, así como por su columna editorial en una publicación local.

“El celibato no es una ley que haya pedido Cristo”

Gustavo Adolfo Infante, a través de su emisión radiofónica Última Palabra, transmitida a través de la estación Reporte 98.5 al Valle de México, le marcó al Padre José de Jesús, quien hace las veces de vocero oficial de la Iglesia Católica para lo que concierne a los asuntos de la radio y la televisión, para pedirle su opinión acerca del jugoso escándalo.

Todo esto viene a cuenta porque en la entrevista el Padre José de Jesús hizo unas revelaciones que, si bien, no son del todo ajenas a la gente, sí resultan impactantes cuando vienen de la voz de un hombre de fe.

Padre José de Jesús y Gustavo Adolfo InfanteEl Padre dijo en la conversación al aire que el celibato no existe en oriente, que allá sus homólogos católicos pueden casarse, tener familia y que sus fieles están en total acuerdo de mantenerlos “mientras el cura no ande de chile-frito”, mencionó.

También contó cómo es que el celibato no es una norma que haya estado impuesta desde siempre por la Iglesia, que fue a partir del último Papa Borgia que se instituyó como una norma obligatoria desde el siglo XVII hasta nuestros días, ya que en aquel entonces, los curas heredaban sus fortunas a sus familias y no a la Iglesia, “se trató de un asunto económico”, reveló el Padre José de Jesús.

La charla telefónica fue más allá cuando se abordó el tema de las tentaciones.

Gustavo Adolfo Infante: ¿Usted se ha enamorado, siendo sacerdote, de una mujer, Padre?

Padre José de Jesús: ¡Claro!

No cabe duda que los tiempos están cambiando y que cada día se están derribando las paredes de los tabúes. Si bien, el celibato de la Iglesia es un asunto en el que mucha gente ya no está de acuerdo, también hay que considerar que también es algo que millones de feligreses de espíritu conservador no están dispuestos a apoyar aún.

Difícil tema.