Otra de Mexicanos

Como lo mencioné en otro post, es muy característico de nosotros los mexicanos desgarrarnos las vestiduras a la mínima manifestación burlesca que se haga con nuestra imagen en otros países, aún cuando nuestro singular humor no tenga límites en los medios masivos y no tan masivos para burlarnos abiertamente de los extranjeros.

Esta ocasión The Coca-Cola Company, a través de su sede en Reino Unido, es quien lanza esta campaña de su bebida Schweppes titulada “Cómo conseguir asiento en el metro” en la que se muestra a un hombre con sobrero mexicano, una caja de pañuelos y una bolsa de chicharrón de cerdo a un lado para evitar que el resto de los pasajeros aborden el vagón, todo esto a propósito de la influenza.

Cómo obtener asiento en el metro

Las campañas de Schweppes a lo largo de su historia se han caracterizado por presentar carteles de alto impacto controversial.

La Embajada de México en Inglaterra lanzó su pertinente protesta y la campaña fue retirada de inmediato.

Lo que me escandaliza más allá de este creativo e ingenioso anuncio, es la nula respuesta mediática en nuestro territorio. Mientras que hace unos meses todos los noticieros, diarios y programas de radio de nuestro país difundían insistentemente el anecdótico y “discriminatorio” cartel de Burger King que presentaba al texano junto al luchador mexicano “Unidos por el destino” en España, esta ocasión nadie dijo pío, siendo que este cartel de Schweppes podría garantizar rating, distracción y muchas cosas para atarantar al pueblo.

Y eso me lleva a concluir que Coca-Cola es de las empresas intocables en México, ya que detrás de ella puede haber impactos económicos e intereses personales y/o políticos. Y si los medios de comunicación hicieran alarde del cartel británico, la dignidad del pueblo guadalupano y patriota desplomaría las ventas de la gaseosa en toda la nación, considerando que somos de los países que más consume refrescos en el mundo y que Coca-Cola es la marca más vendida. Recordemos que Vicente Fox fue presidente de la división de América Latina de la empresa refresquera y que una vez que llegó al poder hasta agregó la “ola Coca-Cola” al logo presidencial del “águila mocha” y no sabemos qué o quiénes están surfeando en los vaivenes de dicha ola en nuestros días.

Eso sí es verdaderamente indignante.